Saltar al contenido
Portada » Novedades » Google Maps se integra con la Inteligencia Artificial

Google Maps se integra con la Inteligencia Artificial

Google Maps, el servicio de navegación líder a nivel mundial, ha incorporado nuevas funciones impulsadas por inteligencia artificial. Esta integración marca un paso significativo en la evolución de la aplicación, brindando a los usuarios la capacidad de realizar búsquedas más específicas y obtener información detallada sobre lugares de interés. Con la implementación del modelo de lenguaje Gemini de Google, Google Maps promete una experiencia de navegación más inteligente y eficiente.

El servicio de navegación más popular del mundo acaba de integrar varias funciones basadas en inteligencia artificial. Google Maps se suma a la larga lista de apps de la compañía que están utilizando la IA para simplificar procesos y añadir opciones más completas. La gran G no solo ha anunciado cómo funcionarán, sino que ha confirmado que ya se pueden utilizar.

Gemini es el nombre que Google le ha dado a su modelo de lenguaje, y el encargado de vitaminar con IA a Google Maps para que los usuarios disfruten de una mejor aplicación. Tras el éxito con Chrome y Fotos, ahora el GPS con más usuario del planeta se va a aprovechar de la IA.

La compañía tiene, por el momento, dos formas de integrar la inteligencia artificial en la app: mejorar las búsquedas con IA generativa y añadir contexto a los lugares que busques. Y sí, ambas están ya disponibles, según cuenta la propia Google en su blog.

La IA mejora las búsquedas en Google Maps

En primer lugar, Google ya ha instalado su modelo de lenguaje para mejorar las búsquedas. Gracias a la IA ahora será más fácil segmentar por gustos, cualidades del lugar o detalles que, hasta ahora, no tenían cabida en Maps. Ya es posible ser mucho más específico, lo que te ayudará a encontrar lugares idóneos más rápidamente.

Para que te hagas una idea, ahora podrás hacer la siguiente búsqueda y que Google Maps entienda de qué estás hablando: «Restaurantes chinos tradicionales en los que se sirva un buen pollo Kung Pao».

Google Maps no ha querido centrarse solo en las búsquedas. Una vez que das con un lugar de interés, es capaz de analizar las imágenes, reseñas e información para hacer un resumen de lo más interesante. Todo, de nuevo, gracias a la inteligencia artificial.

En el caso de un restaurante, por ejemplo, es capaz de analizar las fotografías de los clientes e indicar de qué plato se trata. Esto es especialmente útil en viajes, cuando no se es conocedor de la gastronomía y una fotografía no sirve para identificar de qué plato se trata.

Siguiendo con los clientes, la IA puede hacer un resumen sobre qué es lo mejor de un lugar basándose en las reseñas. En el caso de un templo budista, podrás conocer qué es lo que más ha gustado a otros turistas y elegir mejor qué zonas visitar.

En términos generales, esta función, mediante inteligencia artificial, se encarga de seleccionar, agrupar y dar contexto a las recomendaciones de otros clientes. Utilizar Google Maps no será más sencillo con la IA, pero sí mucho más rápido y eficiente.

Por desgracia, a pesar de que estas funciones ya están activas, solo los estadounidenses pueden disfrutar de ellas. Toca esperar, pacientemente, a que Google Maps decida lanzar la opción a nivel mundial.